Novedades

Cámara de instrumentos musicales piden quita de aranceles: "Mejoraría el acceso a la cultura y no impactaría en la recaudación"

image

La entidad que los nuclea, CAIMAVI, señala que el Estado podría tributar más ya que se frenaría el contrabando. Y además, dinamizaría el sector.

 

uego de que el sector de electrónica lograra la quita de aranceles a la importación, hay otro sector que pugna por el mismo beneficio: desde la Cámara de Instrumentos Musicales, Audio, Video e Iluminación (CAIMAVI) aseguran que una medida similar mejorará el acceso a la cultura.

Diego Carullo, presidente de CAIMAVI y directivo de Macaio, dialogó con iProfesional sobre esta quita de impuestos a la importación de artículos del ramo que, según su parecer, no implicaría cambios en la recaudación impositiva sino que, por el contrario, derivaría en una mayor dinámicaeconómica del sector.

 

¿Cómo vienen las negociaciones con el Gobierno?
Siempre que solicitamos con audiencias las autoridades, se consiguieron y expusimos la problemática. Lo que entendemos es que es viable poder tener un arancel cero para instrumentos musicales y elementos de audio, video e iluminación que permiten el desarrollo de una actividad culturalen el país sin afectar ni la balanza de pagos, ni la cuestión impositiva.

¿Cuáles son las  ventajas en términos culturales que incluiría el arancel cero?
Una baja en el arancel mejoraría el acceso a las escuelas, estudiantes o profesionales de la música que quieren conseguir ese instrumento que hoy está entrando al país de contrabando o bien de la gente que tiene la posibilidad de ir al exterior y comprarlo. La problemática también afecta a toda persona que está desarrollando una actividad cultural, sea gratuita o paga.

 

La mayoría de los músicos con los que hicimos eventos en la Semana de la Música afirmó que todos están con la misma problemática: el acceso al instrumento y la falta de opciones, de cualquier estudiante o profesional de la música, de cualquier escala, para poder contar con esa herramienta que necesitan.

El arancel cero ¿implicaría algún cambio en términos fiscales?
La nuestra es una actividad constante. En el caso de los instrumentos musicales, el año pasado se importaron cerca de u$s30 millones a valor FOB (NdR: precio de la mercadería en China con costos incluidos), porque la gran mayoría no se fabrica en la Argentina.

Los teclados, gracias a la gestión de varios sectores incluyendo a nuestra cámara, ahora pagan 10% de arancel. Pero las guitarras eléctricas pagan un 35%. Es muy difícil. Si usamos un arancel promedio de entre el 18% y el 20%, podemos hablar tranquilamente de que estamos perdiendo unos u$s6 millones anuales por sacar el arancel, pero nuestros socios seguirían pagando los adelantos, Ingresos BrutosIVA y demás impuestos.

En el peor de los casos, el Estado perdería u$s10 millones, pero cuando se vuelca en el mercado, es igual a lo que pasó con el sector tecnológico: baja el precio, se mejora el acceso, se generá más oferta y, con lo cual, se genera más competitividad entre las diversas empresas que proveen los productos. Y, a su vez, se genera más recaudación por Ingresos BrutosIVAy el resto de los impuestos, lo que dinamiza la economía. No creemos que el impacto final sea negativo a los efectos de la recaudación.

En la actualidad, ¿qué cantidad de equipos ingresan por la vía ilegal?
Es muy difícil estimar el contrabando. Pero las fronteras del país son permeables, especialmente en la zona de Paraguay. Es conocido que marcas internacionales están teniendo problemas con sus distribuidores argentinos y paraguayos, porque el distribuidor paraguayo termina colocando productos en el mercado argentino, importando oficialmente en Paraguay con un arancel mucho más bajo y filtrándolo por las fronteras argentinas para abastecer nuestro mercado.

 

Eso suele pasar con los instrumentos musicales, pero también con el equipamiento de audio, video e iluminación profesional, que es la otra rama que representamos desde la cámara y la que permite en realidad que se establezca y que se haga el setup de los espectáculos.

El tema de la importación ilegal es moneda corriente y es algo histórico, no viene desde este gobierno o el anterior. Sinceramente, hay una tendenciaen la parte aduanera de que habla del arancel cero como equiparador que puede evitar el contrabando, porque hay muchos actores que terminan haciendo maniobras fuera de lo normal para evitar algún tipo de control o el impacto económico.

¿El contrabando influyó en cierre de comercios del ramo?
El 2017 fue un buen año para todos los asociados. Cuando uno ve la cadena de comercios, han cerrado algunos. Quienes conocen la zona de la calle Paraná, en el microcentro porteño, ve que algunos locales cerraron.

Pero hay otros que han incrementado su personal en miras de establecer los locales exclusivos de las marcas internacionales. CAIMAVI, en todo el país, de forma directa e indirecta, nuclea a unas 65.000 familias. Esto va desde empresas que distribuyen, hasta los comercios, las empresas de montaje, de logística, operadores y demás. Los asociados de la cámara representan el 80% de las importaciones totales.

¿El arancel cero permitiría que el sector crezca?
Desde la Cámara estamos convencidos que sí, que toda la parte económicatendría que avanzar. Hoy por hoy, en instrumentos de viento no hay una industria local. Con lo cual, si se garantiza el acceso con un arancelreducido y se ofrece un precio más competitivo, incluso con los precios que hay en la región, obviamente se va a generar es que más gente llegue a su instrumento.

Además, hay firmas icónicas de la música a nivel global que quieren abrirsus tiendas exclusivas y no lo hacen por esto. Ya lo hacen en Europa y están analizando hacerlo en la Argentina, pero dudan cuando ven que un instrumento paga 35% de derechos. Al costo de una marca de primer nivel, si se añaden los aranceles, se estarían duplicando los precios. Estas firmas quieren invertir en el país y nadie mide su impacto.

¿La medida no impactaría negativamente en la producción nacional?
En todos los productos que representamos hay producción nacional en algunos ítems. Pero cuando viene una banda internacional, por ejemplo U2, la solicitud de equipamiento son todos equipos de primera marca a nivel mundial. Y lo importante es que en los últimos años, desde nuestra Cámara, hemos luchado para que se desarrollen nuevos profesionales del audio y del video y la iluminación, que son los que terminan operando los shows.

Por eso a lo largo de los últimos 15 años, los shows en la Argentina van aumentando y también van cambiando las locaciones. Hay artistas internacionales que vienen y empiezan a ofrecer shows en Córdoba, en Rosario, en Mendoza.

La cantidad de festivales se va incrementando, como esta época estival que está lleno de festivales, tradicionales y nuevos, así que desde la Cámara estamos trabajando arduamente para que se escuche la problemática y para que se entienda que localmente lo que afecta es el desarrollo cultural, que ese fue el espíritu de la primera Semana de la Música que organizamos el año pasado.

En ese sentido, ¿cómo beneficiaría el arancel cero a la producción de espectáculos?
Los espectáculos ya no pasan por la baja del arancel sino por el cambio del paradigma en cuanto a los formatos. El ministro (de Producción, Francisco) Cabrera hizo un estudio sobre el tema: cuando se grababan discos, el negocio era vender discos. Ahora estamos volviendo a la época anterior: el artista tiene que salir de gira porque no están vendiendo discos. Todas las bandas vienen, todas están de gira.

Hay un tema con los teatros, que muchos de ellos han cambiado su escenografía tradicional por pantallas de LED, que cambian la imagen constantemente para ambientar al espectador. Y son una moneda corriente en todos los espectáculos: hasta Cosquín y Villa María están trabajando con estas pantallas. Y están pagando impuestos internos, con lo que el accesode una productora a este tipo de espectáculos lo único que hace es encarecer las entradas.

También se podría dinamizar la renovación de los teatros, creo que el último que actualizó el Gobierno fue el San Martín. Las luminarias y el sistema de luces, el cabezal móvil y los "seguidores" (follow spots) son productos que a veces terminan pagando un 35% de derechos, a pesar de que no hay fabricación local en lo absoluto y lo único que termina haciendo es aumentando el costo fijo de montar un espectáculo.

 

Nota publicada en iProfesional.

Entrega de placa recordatoria en homenaje a Miguel Ángel "Cacho" Onorato

image

El pasado martes 27 de marzo, CAIMAVI hizo entrega de una placa en memoria y homenaje a Miguel Ángel Onorato, pionero de los instrumentos musicales, admirado y reconocido por todos aquellos que formamos parte de esta industria.

El pequeño pero emotivo acto se llevó a cabo en el local de Casa DAIAM, y contó con la estimada presencia de la Sra. Pilar, viuda de Miguel Ángel, y su hijo Francisco “Titi” Onorato, además de un grupo de amigos de la casa. Por parte de nuestros asociados, se hicieron presentes Mariano Marpons y Aníbal Yamin (Underground), Carlos Maiocchi (Equaphon), Ignacio Italiano (Ital Music), Gerardo Miranda (Music Solutions) y Gabriel Tauber (CAIMAVI).

La industria musical batalla contra los aranceles

image

La cámara que nuclea al sector pide la reducción de estas barreras para el ingreso de insumos y de instrumentos que no tienen fabricación nacional; dicen que afecta la promoción cultural.

Los cambios en la industria musical y del entretenimiento a nivel global tienen su repercusión en el país, y los desafíos que la industria local enfrenta de acuerdo con los vientos políticos y económicos de turno en la Argentina son un factor determinante no solo para el sostenimiento del sector, sino también para el acceso y la promoción musical.

Con altibajos en las ventas internas y al exterior de instrumentos y equipos musicales durante los últimos años, la Cámara Argentina de Instrumentos Musicales, Audio, Video e Iluminación (Caimavi), que nuclea a 35 empresas, intenta recuperar terreno y productividad solicitándole al Gobierno que reduzca los aranceles para las importaciones.

Diego Carullo, presidente de la cámara, señala que el pedido de baja de aranceles para la importación "no apunta a destruir la fabricación nacional, dado que la producción necesita también de insumos importados".

Es el caso de Equaphon, una empresa fabricante e importadora. Su gerente general, Carlos Maiochi, destaca: "Desde Equaphon tenemos una particularidad, que es que hay productos que fabricamos localmente y otros que se integran importándolos porque no hay fabricación nacional. Equaphon hace, básicamente, audio profesional. Nosotros fabricamos localmente los gabinetes acústicos, es decir, lo más caro de importar por el tema de volumen, y el resto de los productos los importamos representando a marcas internacionales. Con esa fabricación nacional y la importación tenemos una línea completa de productos para el sonido que exportamos a Bolivia, Chile, Perú y Uruguay".

Desde Caimavi destacan que "todos los productos que maneja la cámara son productos que terminan en una actividad cultural", y que incentivar esa actividad también es posible mediante la corrección de las barreras arancelarias. Para Carullo, "la reducción de aranceles contribuiría a reducir también el contrabando y la subfacturación. La quita de aranceles permitiría abrir varias puertas: una es el acceso y la otra es de carácter económico, ya que habría un reencausamiento impositivo porque un producto que ingresa con un arancel cero es un producto que no tenés que ir a buscar al exterior, no se contrabandea y que además genera tributos genuinos para el Gobierno. Si hablamos de US$100 millones, y de ese valor US$30 millones son instrumentos musicales, esos US$30 millones de valor FOB generan impuestos por unos US$10 millones. Esos mismos US$10 millones se van a generar en IVA, ingresos brutos, en cargas sociales -porque si aumentan las ventas se contratan más empleados-, y se dinamiza la economía".

Los números del sector

Caimavi genera alrededor de 65.000 fuentes de trabajo directas e indirectas, con una facturación anual que ronda los 413 millones de dólares. El promedio anual de valor FOB importado es de US$100 millones. En 2017, destacan desde la cámara, hubo una mejora en las importaciones de entre un 5% y 10%. "Algunos rubros como el de las luminarias se han mantenido iguales, mientras que en el caso de los instrumentos se aumentó un 5%. En la parte de audio también se aumentó entre un 5 y un 10%. Obviamente los niveles de importación bajaron durante el período en el que hubo mayor control con la implementación de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI), en su momento, y hubo un desfase que también se da en el primer semestre de 2016 por la continuación de políticas del gobierno anterior y la liberación o aprobación de todas las licencias", indica Carullo, quien destaca la apertura realizada desde el Gobierno e indica que tratan de mantener una continua negociación con las autoridades de los valores criterio de importación, ya que "es muy difícil establecer valores ciertos aplicables porque no es lo mismo comprar un amplificador alemán que uno chino".

Los valores criterio son definidos por la Aduana sumando en una misma ecuación a tres actores: los fabricantes nacionales, los importadores y al fabricante del producto a ser importado. Así, le pide al fabricante nacional un precio estimado de valor criterio, hace lo mismo con el importador y, por último, pide el precio FOB al fabricante del producto.

Para Gabriel Tauber, prosecretario de Caimavi, "ese valor de referencia a los importadores perjudicó las importaciones de productos económicos, aquellos de fácil acceso a los que pueden llegar los chicos cuando comienzan a interesarse por la música, y así se mata la creación de talento. Ese es el conflicto por proteger, no de una buena forma, a los fabricantes locales. No hay posibilidad de elección. Nosotros no estamos en contra de la producción nacional, ¿cómo vamos a estar en contra de eso? Al contrario, nos parece que no puede haber crecimiento de un país sin producción nacional, pero estamos en contra de la forma de corrección de un tipo de problema que tiene que ver con los aranceles y la recaudación, y que no tiene que ver con nada más". Además, señala que "no hay un argumento para sostener aranceles tan altos en productos que no tienen fabricación nacional".

"Los aranceles fueron puestos a niveles de 35% con una actitud claramente recaudatoria", dice Tauber sobre la medida impuesta durante el gobierno kirchnerista. "Lo que hicimos entonces desde la Cámara fue un listado de todas las posiciones arancelarias que incluyen estos productos e hicimos dos presentaciones ante la Secretaría de Comercio, solicitando la rebaja de estos aranceles a los valores históricos que estaban entre el 18% y el 21%, dependiendo de la posición", añade.

"Por los valores que se mencionaban respecto de lo que es el volumen de utilidad del sector, es ínfima la participación que tenemos en el PBI total y del volumen total de las importaciones del país", agrega Carullo.

Nuevo modelo de negocio

La Argentina es uno de los países de la región que más consumen entretenimiento. En los últimos 20 años, la industria del entretenimiento ha crecido y se ha duplicado la cantidad de shows y recitales realizados en el país.

Esta situación y un nuevo modelo de negocio basado en la promoción de los espectáculos y no en la venta de discos grabados abrieron la puerta a empresas prestadoras del servicio de montaje. "En un país extenso como la Argentina era necesario que prestadores de este servicio nacieran. Hoy un artista tiene que estar en Ushuaia, Tucumán, en Córdoba? eso motivó una demanda de productos de refuerzo de sonido muy importante porque los costos de transportar el equipamiento son elevadísimos. Entonces, en cada una de esas provincias apareció una empresa que presta servicios de alquiler para los espectáculos que van a ese lugar. Indudablemente se generó una demanda en ese sector y un crecimiento muy importante desde los últimos 20 años, un crecimiento que, sin embargo, en términos de PBI, es ínfimo para el país. Estamos hablando de un mercado que, si vos tenés que vincularlo, está más ligado a la cultura que a nuestro negocio. Es mucho más importante esto a nivel cultural que a nivel negocio", dice Maiocchi.

"Para esta nueva demanda, la producción de equipos de audio y video es nula", dice al respecto Carullo, "pero es destacable el cambio de paradigma en todo lo que rodea a los conciertos".

Desde Macaio, empresa perteneciente a Caimavi, dan cuenta del progresivo aumento de los espectáculos. Con casi 40 años de trayectoria en el rubro, la empresa brinda audio, video e iluminación para eventos de gran escala. "También tenemos algunos desarrollos puntuales en sustitución de importaciones en todo lo que es morseteria, para lo que es el anclaje de todos los equipos", dicen.­

"También es importante señalar que al crearse estas empresas se desarrolló personal que opera shows de carácter internacional. Los últimos shows de Coldplay, de U2, de Guns n'Roses y The Who fueron operados por empresas locales, obviamente con equipamiento internacional, pero por los requerimientos de las bandas; sin embargo, lo importante es que la empresa que provee el montaje es una empresa argentina y eso replica para otros artistas hacia el interior del país, tanto es así que se han abierto carreras en universidades enfocadas en el montaje de audio e iluminación, creándose industria", concluye el presidente de Caimavi.

Fuente: Andrés Carrizosa / Diario La Nación 

CAIMAVI presente en la reinauguración del Planetario de Buenos Aires

image

Tras una serie de mejoras edilicias y tecnológicas, a partir de ayer reabrió sus puertas al público uno de los edificios emblemáticos de la ciudad de Buenos Aires. La semana pasada se realizó una ceremonia de reinauguración simbólica del Planetario Galileo Galilei, en la que la Cámara Argentina de Instrumentos Musicales, Audio, Video e Iluminación (CAIMAVI) aportó los equipos y operación técnica de sonido.

La renovación del observatorio y centro de actividades astronómicas y culturales incluye la restauración de la infraestructura, la actualización de los contenidos, y la modernización de los servicios. Además de la incorporación de pantallas de 8K en el domo, un museo y un robot interactivo como los de la NASA, realidad aumentada y simuladores.

Durante la inauguración, que se llevó a cabo en la explanada del predio, se realizó una muestra de una de las incorporaciones tecnológicas del nuevo Planetario: un mapping con contenidos relativos al espacio, proyectado sobre la media esfera externa del domo. Para esa exhibición, que fue acompañada con melodías temáticas, CAIMAVI brindó el equipamiento y operación técnica de sonido. Se prevé que el mapping será una de las atracciones permanentes. En ese caso, sería el único edificio público del país en contar con una fachada nocturna de esas características.

Al evento asistieron autoridades del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 20 ciudadanos que salieron sorteados y medios de comunicación. De acuerdo con Diego Carullo, vicepresidente de CAIMAVI, participar en esta actividad “se trató de una buena oportunidad, que está en línea con nuestra voluntad de contribuir al incremento de actividades culturales y de entretenimiento”. “A partir de acciones como ésta y las actividades impulsadas por nuestra entidad, nos acercamos más al objetivo de lograr que más cultura sea posible.”, agregó.